Cáncer de ovario

Proyectos destacados
Investigadores Principales: Dr. Alberto Ocaña y Dr. Atanasio Pandiella..
Centros: Complejo Hospitalario Universitario Albacete, CHUA y Centro de Investigación del Cáncer, CIC, Salamanca.

Contexto:

El cáncer de ovario representa el sexto tumor más frecuente dentro de la población femenina en España. Su pronóstico no es bueno, ya que no hay métodos de detección precoz y se suele diagnosticar cuando ya se encuentra diseminado.

Descripción del Proyecto:

Los grupos de Alberto Ocaña y Atanasio Pandiella colaboran en la búsqueda de nuevos tratamientos frente a estos tumores. A partir de muestras de tumores, o de información presente en bases de datos internacionales, se realizan análisis bioinformáticos en busca patrones o alteraciones genéticas específicas que:

 

  • Supongan una nueva posible diana terapéutica.
  • Expliquen mecanismos de resistencia a terapias utilizadas en la clínica.
  • Caractericen a los tumores de los pacientes que responden a los tratamientos y los que no.
  • Definan los mecanismos de acción de nuevos fármacos en desarrollo, para acelerar su desarrollo y optimización.

Una vez realizados los análisis bioinformáticos se comprueban y validan los resultados mediante experimentos en el laboratorio, sobre líneas de células y animales.

 

Proyecto CRIS cancer de Ovario

 

Gracias a los últimos avances en las técnicas de análisis de proteínas y material genético de los tumores, se ha diseñado un nuevo Proyecto de Inmunoterapia en Cáncer de Ovario. Utilizando esas herramientas, los investigadores están tratando de identificar elementos en la superficie de las células tumorales de ovario que no estén presentes en otras células. Una vez se definan estas moléculas características, se diseñarán anticuerpos (unas moléculas que actúan como misiles teledirigidos) unidos a fármacos específicos contra estas células tumorales.

 

Anticuerpos dirigidos a células tumorales, acoplados a fármacos

Avances conseguidos en el último año

En la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas, estos grupos de investigación han conseguido resultados excelentes.

 

Por un lado, han analizado muestras de un gran número de pacientes a nivel fosfoproteómico. Esto significa que analizan gran número de proteínas que funcionan como interruptores en la célula para controlar diversos mecanismos como la multiplicación, supervivencia, etc. (procesos que son clave en el cáncer). Un análisis fosfoproteómico analiza la cantidad de estos interruptores y si están encendidos o apagados. De esta manera han encontrado que en gran cantidad de tumores de ovario se encuentra aumentado y activado HER2, una proteína clave en ciertos cánceres de mama (ver aquí) que se trata con fármacos como trastuzumab o TDM1, como vemos en la siguiente ilustración:

 

 

CRIS cancer de ovario. Tumores de mama HER2++

Los resultados, publicados en la revista  Oncotarget, son muy importantes, porque pueden abrir todo un campo de posibles terapias en los casos de cáncer de ovario más complicados. También se han identificado otras proteínas cuya relevancia como posibles dianas para ser atacadas se está analizando en la actualidad.

 

El ADN es como una enorme biblioteca que contiene toda la información que necesita una célula para vivir. Esta información se puede extraer en pequeños volúmenes, llamados transcritos, que indica qué funciones celulares se ponen en marcha. Dependiendo de los transcritos, la célula puede comportarse de diferentes maneras, puede dividirse, moverse, crecer, e incluso suicidarse… Un análisis de transcritos en células de cáncer de ovario ha revelado dos nuevas potenciales dianas terapéuticas, EZH2 y UBE2, en un trabajo que el grupo ha publicado en Cancer Medicine. En estos momentos se está trabajando intensamente en buscar maneras de atacar estas dianas.

 

También se ha puesto en marcha el Proyecto de Inmunoterapia en Cáncer de Ovario. Ya se han detectado varias moléculas que podrían ser características de las células tumorales de ovario. Ahora mismo se está trabajando en la comprobación de la relevancia de estas moléculas, paso previo a el diseño de anticuerpos contra ellas. También se están analizando moléculas que pueden favorecer que el sistema inmune detecte a las células tumorales y las elimine al no considerarlas células normales.

 

Por otro lado, recientemente han iniciado la evaluación del potencial terapéutico de una nueva clase de compuestos. Estos compuestos, denominados degradadores, tienen el potencial de unirse a algunas proteínas clave en el desarrollo de los tumores, y marcarlos. Esta marca hace que la propia maquinaria de la célula identifique a esa proteína como algo que hay que destruir. Si las células tumorales dependen de ciertas proteínas y las podemos eliminar, esto favorecería la lucha frente a las células tumorales.

 

Invierte en vida

Colabora con nosotros

El apoyo periódico de personas como tú nos permite planificar y afrontar más proyectos de investigación contra el Cáncer.

Invertir en investigación es invertir en vida.