Proyecto de investigación de Cáncer cerebral en niños

Investigadores que dirigen el proyecto: Professor Chris Jones
Centro en el que se desarrolla: Institute of Cancer Resarch de Londres (UK)

 

Contexto:

La aparición de tumores cerebrales en niños es un acontecimiento devastador, ya que hoy por hoy apenas existen tratamientos efectivos y la media de supervivencia de los niños tras la diagnosis no pasa de un año.

 

Por lo tanto son imprescindibles métodos para mejorar los diagnósticos e identificar qué características tiene el tumor de cada paciente, para poder ir elaborando con el tiempo terapias más especializadas y personalizadas. Los tumores cerebrales infantiles son muy diferentes de los que desarrollan los adultos, y presentan una serie de características biológicas que hacen que no se puedan tratar de la misma manera.

 

Descripción del Proyecto:

El Profesor Chris Jones, del Institute of Cancer Resarch de Londres (UK) trabaja en buscar mutaciones genéticas en los tumores cerebrales que sean específicas de cada subtipo. Esto ayuda a comprender  mejor la cascada de sucesos que tienen lugar en una célula para que escape fuera de control en el desarrollo de la patología. De esta manera se puede mejorar el pronóstico del paciente y ayudar a los médicos a escoger una terapia más adecuada.

 

Uno de los proyectos más importantes de este grupo de investigación consiste en validar un test genético de los tumores cerebrales. El objetivo de este test consiste en distinguir los diferentes tipos de tumor y su agresividad, a partir del ADN de los tumores. Esto se revelaría como una herramienta de un valor incalculable, ya que daría una enorme cantidad de información a los médicos para poder tratar de la forma más adecuada posible al paciente. El equipo está muy interesado en incluir en el test la evaluación de ciertas fusiones entre genes que pueden estar asociadas a mayor agresividad y peor pronóstico.

 

 

Proyecto de Cáncer Cerebral en niños

Avances conseguidos en el último año:

Durante este último año han publicado un artículo en el que realizan un análisis de datos de más de 1000 muestras de otros trabajos. Los datos muestran que se puede clasificar los tumores cerebrales infantiles de alto grado en función de ciertas alteraciones genéticas en las células tumorales. Y lo más importante, que se puede correlacionar determinadas alteraciones genéticas con cómo evolucionan clínicamente esos tumores.

 

Hoy por hoy siguen diseñando un test genético para analizar los tumores cerebrales infantiles tan pronto como se diagnostiquen, lo que permitirá predecir su evolución y escoger más adecuadamente las terapias.

 

El equipo está llevando a cabo varios grandes ensayos a nivel europeo sobre gliomas infantiles. Uno de ellos es sobre gliomatosis cerebri, una variante muy agresiva de este tipo de tumores. Se han identificado varias alteraciones genéticas en distintos grupos de pacientes, lo que permitirá su mejor tratamiento. A lo largo de 2019 se publicará este trabajo.

 

El segundo de ellos se basa en el análisis del mayor número de muestras de glioma infantil que se ha reunido hasta el momento (220 muestras). Los resultados se publicarán en 2019, pero ya se han presentado los datos preliminares en ISPNO 2018 (Denver), el congreso internacional más importante sobre tumores cerebrales pediátricos.

 

Finalmente, han realizado una importante publicación en la prestigiosa revista Cancer Cell, (ver aquí noticia), a raíz del análisis de más de 1000 muestras de glioma de alto grado y glioma pontino intrínseco difuso. Los resultados muestran que en niños cuyos tumores tienen mutaciones en ciertos sistemas de la célula, pueden ser tratados de manera efectiva con un tratamiento a priori indicado para otros tipos de patologías adultas. En este estudio, liderado por el grupo de Chris Jones y que implica 51 centros de 14 países, se hace patente la importancia de los estudios genéticos sobre el ADN de los pacientes infantiles a la hora de seleccionar las mejores terapias.

 

Invierte en vida

Házte socio

En la investigación nos va la vida porque solo gracias a ella conseguiremos ganar la batalla al cáncer. Y solo lo lograremos con personas como tú a nuestro lado.

Invertir en investigación es invertir en vida.