Proyecto CRIS de Inmunoterapia en Cáncer de Cabeza y Cuello

Investigadores Principales: Prof. Alan Melcher, Prof. Kevin Harrington.
Centros: Institute of Cancer Research and The Royal Marsden Hospital, London

Introducción: 

El cáncer de cabeza y cuello es un tipo de tumor muy común (550.000 casos anuales en el mundo, 8.188 en España). Pese a ser bastante frecuente, su mortalidad continúa siendo alta (380.000 fallecimientos anuales en el mundo, más de 1000 en España). La mayoría de estos fallecimientos tienen lugar cuando la enfermedad se disemina o recae, algo que desgraciadamente ocurre con bastante frecuencia. Pero incluso cuando se consigue eliminar completamente, este tipo de patologías puede dejar unas secuelas físicas muy importantes

La inmunoterapia (video explicativo aquí) irrumpió con fuerza en el cáncer de cabeza y cuello, y abrió un gran abanico de posibilidades. 

  • En los pacientes con un tumor local, que no ha metastatizado, podría combinarse con otros tratamientos para, globalmente, conseguir una terapia menos agresiva para los pacientes y con menores secuelas. 
  • En los pacientes con tumores diseminados o en recaída, podrían significar unas terapias con mejores perspectivas que las opciones actuales 

Sin embargo, la realidad es que la inmunoterapia sólo funciona actualmente en una parte de los pacientes. Lamentablemente en la actualidad no existen métodos efectivos para predecir qué pacientes serán los que respondan a los tratamientos con inmunoterapia.

Uno de los mayores problemas a la hora de diseñar nuevos y mejores tratamientos con inmunoterapia es que tanto el tumor como las células inmunitarias que luchan frente a él cambian a lo largo del tiempo, entre otras cosas, por los tratamientos que se administran. La comprensión de estos cambios nos permitiría diseñar mejores estrategias de inmunoterapia, e incluso predecir qué pacientes son los que van a tener una mejor respuesta a estos tratamientos. 

Con este reto en mente, con ayuda de CRIS se crea el ICR Centre for Translational Immunotherapy.

La estructura:

Este proyecto estará compuesto, en primer lugar, por el Targeted Therapy Team liderado por el Dr. Kevin Harrington lleva desde 2001 trabajando en el desarrollo de nuevas terapias para uno de los tumores más difíciles de tratar, los de cabeza y cuello.

El otro pilar del proyecto es el Translational Immunotherapy Team, liderado por el Dr. Alan Melcher, con una enorme experiencia en el tratamiento de tumores sólidos mediante la inmunoterapia. 

El proyecto: 

Nuestro sistema inmunitario está preparado para luchar contra todo tipo de amenazas, incluido el cáncer, y los linfocitos T son clave en este proceso. Tenemos millones de linfocitos T diferentes en nuestro organismo, cada uno con un receptor que le permite identificar y destruir una amenaza distinta. Cuando aparece una amenaza, como una célula tumoral, los linfocitos T cuyos receptores identifican a esa célula en concreto se activan y la destruyen. Sin embargo, en ocasiones los tumores consiguen evadir o adormecer a nuestro sistema inmunitario, y es entonces cuando empiezan a avanzar.

Para comprender mejor la respuesta inmunitaria y determinar la mejor manera de activarla mediante inmunoterapia, en este proyecto se estudiará cómo va cambiando esta respuesta a lo largo del tiempo en los pacientes con tumores de cabeza y cuello. A partir de gran cantidad de muestras de pacientes que han recibido diversos tipos de tratamientos, se analizará:

  • Qué linfocitos T hay en cada momento del desarrollo tumoral, antes y después de los diversos tratamientos. Se caracterizarán los linfocitos T examinando qué receptor tiene cada linfocito presente en el tumor, y se sabrá así con exactitud contra qué aspectos del tumor están luchando. 
  • La actividad de otros elementos de la respuesta inmunitaria. Nuestro sistema inmunitario tiene una ingente cantidad de componentes, y pone en marcha unos mecanismos u otros en función del tipo de amenaza a la que se enfrente. Por eso es fundamental determinar qué elementos están presentes en las diferentes etapas de la enfermedad de cada paciente.

Todo ello se realizará mediante los métodos más novedosos y avanzados de análisis, tanto genético como molecular. Esta profunda comprensión de la respuesta inmunitaria arrojará mucha luz sobre qué está ocurriendo en cada paciente a lo largo del desarrollo de su enfermedad, facilitará enormemente identificar qué pacientes tienen más opciones de responder bien a la inmunoterapia y ayudará a desarrollar mejores tratamientos inmunológicos.