Proyecto CRIS de Cordoma

Investigadores Principales: Prof. Paul Workman, Dra. Hadley Sheppard.
Centros: Institute of Cancer Research and The Royal Marsden Hospital, London.

Introducción: 

El cordoma es un tipo de tumor óseo muy complicado de tratar, porque generalmente aparece en zonas muy delicadas y difíciles de operar, como el tronco del cerebro y la médula espinal. Son tumores de crecimiento lento, y pueden pasar desapercibidos durante mucho tiempo. Algunos de sus problemas principales es que generan metástasis con mucha frecuencia y además suelen recaer. 

Como se trata de tumores de baja frecuencia hay muy pocos estudios centrados en este cáncer, y eso ralentiza la evolución de los tratamientos. Actualmente la mayoría de los casos se tratan mediante cirugía y radioterapia, ya que no hay unas terapias específicas para estos tumores. Por lo tanto se hacen necesarios estudios profundos que permitan identificar nuevas terapias contra el cordoma. 

Ahora bien, realizar estudios amplios es muy complicado, ya que al tratarse de un tumor raro es difícil reunir un número suficiente de muestras de pacientes. 

El Proyecto: 

El equipo del Dr. Workman, en colaboración con un equipo de USA, ha identificado una molécula que es muy abundante en células tumorales de cordoma y no en células sanas. Esta molécula, llamada “brachyury” parece ser necesaria para el tumor, así que si logramos desactivarla es posible que logremos tratar el cordoma de manera eficaz. La Dra. Hadley Sheppard, del equipo del Dr. Workman, ha encontrado un compuesto que puede atacar “brachyury”, y centra sus investigaciones en comprobar si puede convertirse en un potencial fármaco para tratar los pacientes de cordoma, lo que supondría una de las primeras terapias específicas contra este tipo de tumor.