Proyecto CRIS Sarcoma de Ewing

Proyectos destacados

Identificación de nuevas dianas terapéuticas relacionadas con la matriz extracelular de los sarcomas ‘Ewing-like’: Estudio morfo-molecular

Investigador Principal: Rosa Noguera Salvá (RN) y Enrique de Álava (EdA)
Instituciones solicitantes: Instituto de Investigaciones Sanitarias INCLIVA e Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), (Hospital Universitario Virgen del Rocío/CSIC/Universidad de Sevilla).
Nombre de los grupos: Grupo de Investigación Traslacional de Tumores Pediátricos de la Universidad de Valencia, UV/INCLIVA, Grupo de Patología Molecular de los sarcomas IBiS/HUVR.
Fecha de desarrollo: 2020, 2021 y 2022.

Contexto:

Los sarcomas son tumores que se originan en las células que conforman el andamiaje de los tejidos. En concreto, los sarcomas de células redondas afectan a menudo a niños y jóvenes adultos, y tienen la particularidad de que son muy heterogéneos. Esto siempre supone un problema, puesto que dificulta el estudio de estos tumores y la elección de la terapia más adecuada. Es muy importante definir y clasificar los tumores de los diferentes pacientes en función de sus características y de sus puntos débiles, porque cuanto más sepamos de ellos, más fácil será identificar una terapia adecuada (y en caso de no existir, crear una específica).

El sarcoma de célula redondas más conocido es el Sarcoma de Ewing, que aparece generalmente en los huesos y y suele ser muy agresivo. Aunque sus características están bastante bien definidas, aún hoy en día los niños que sufren una recaída o metástasis tienen una tasa de supervivencia menor al 20%. Por eso es esencial encontrar métodos predictivos para determinar qué niños tienen mayor riesgo de metástasis o recaída. Existen otros sarcomas que cuando se ven al microscopio se parecen al Sarcoma de Ewing, por lo que se denominan “sarcoma similar a sarcoma de Ewing” o en inglés “Ewing like sarcoma”. Sin embargo, a diferencia del primero, el Ewing like Sarcoma no hay unos criterios inequívocos que permitan definirlo, clasificarlo de manera clara y buscar terapias adecuadas y personalizadas para cada niño.

Ahora bien, durante la última década se ha avanzado mucho en la comprensión de cómo funcionan los tumores y cómo interaccionan con su entorno. La relación entre las células tumorales, las de su entorno y el andamiaje de los tejidos (llamado matriz extracelular) tienen un enorme papel en el crecimiento del tumor, su agresividad y su diseminación. Las células interaccionan entre ellas, se envían señales, se contraen y se expanden en función de lo denso y flexible que sea su entorno…

Proyecto sarcoma de ewing fundacion cris

.

Objetivo:

El objetivo de este trabajo consiste en identificar factores en el andamiaje de los tejidos (la matriz extracelular) que permitan describir, clasificar y predecir el comportamiento de los “Ewing like sarcoma” y los Sarcomas de Ewing. También se estudiarán genéticamente las células tumorales para comprobar qué alteraciones pueden estar implicadas en la modificación de su entorno y en la aparición de metástasis.

Este estudio permitirá identificar nuevas maneras de determinar las características y riesgo de recaída y diseminación de estos sarcomas, y además facilitará la identificación de nuevas dianas terapéuticas que reviertan en tratamientos más efectivos y personalizados.

Introducción: 

Los sarcomas son tumores que se originan en las células que conforman el andamiaje de los tejidos. En concreto, los sarcomas de células redondas afectan a menudo a niños y jóvenes adultos, y tienen la particularidad de que son muy heterogéneos. Esto siempre supone un problema, puesto que dificulta el estudio de estos tumores y la elección de la terapia más adecuada. Es muy importante definir y clasificar los tumores de los diferentes pacientes en función de sus características y de sus puntos débiles, porque cuanto más sepamos de ellos, más fácil será identificar una terapia adecuada (y en caso de no existir, crear una específica).

El sarcoma de célula redondas más conocido es el Sarcoma de Ewing, que aparece generalmente en los huesos y suele ser muy agresivo. Aunque sus características están bastante bien definidas, aún hoy en día los niños que sufren una recaída o metástasis tienen una tasa de supervivencia menor al 20%. Por eso es esencial encontrar métodos predictivos para determinar qué niños tienen mayor riesgo de metástasis o recaída. 

En esta dirección, CRIS lleva años apoyando al equipo del Dr. Enrique de Álava, a través de un proyecto dirigido a mejorar el diagnóstico de Sarcoma de Ewing. El equipo desarrolló una metodología sencilla que permite identificar a los pacientes que portaban ciertas alteraciones en los cromosomas, y que están relacionadas con un peor pronóstico. Esta metodología, basada en una técnica llamada FISH que se usa con frecuencia en los hospitales, mostró ser igual de sensible y predictiva que métodos mucho más complejos y caros. El FISH (denominado así por sus siglas en inglés, Fluorescence In Situ Hibridization), es una técnica que usa una pequeña secuencia de ADN unida a una molécula fluorescente, y se suele usar para detectar en una muestra de pacientes si hay alteraciones en los cromosomas.

Existen, además, otros sarcomas que cuando se ven al microscopio se parecen al Sarcoma de Ewing, por lo que se denominan “sarcoma similar a Sarcoma de Ewing” o en inglés “Ewing like Sarcoma”. Sin embargo, a diferencia del primero, el Ewing like Sarcoma no hay unos criterios inequívocos que permitan definirlo, clasificarlo de manera clara y buscar terapias adecuadas y personalizadas para cada niño. De hecho hay tan pocas publicaciones sobre estos tumores que pese a su gravedad se sabe muy poco de ellos

Ahora bien, durante la última década se ha avanzado mucho en la comprensión de cómo funcionan los tumores y cómo interaccionan con su entorno. La relación entre las células tumorales, las de su entorno y el andamiaje de los tejidos (llamado matriz extracelular) tienen un enorme papel en el crecimiento del tumor, su agresividad y su diseminación. Las células interaccionan entre ellas, se envían señales, se contraen y se expanden en función de lo denso y flexible que sea su entorno…

Objetivo: 

El objetivo de este trabajo consiste en identificar factores en el andamiaje de los tejidos (la matriz extracelular) que permitan describir, clasificar y predecir el comportamiento de los “Ewing like Sarcoma” y los Sarcomas de Ewing. También se estudiarán genéticamente las células tumorales para comprobar qué alteraciones pueden estar implicadas en la modificación de su entorno y en la aparición de metástasis.

Este estudio permitirá identificar nuevas maneras de determinar las características y riesgo de recaída y diseminación de estos sarcomas, y además facilitará la identificación de nuevas dianas terapéuticas que reviertan en tratamientos más efectivos y personalizados.

Avances Recientes:

Durante este último año, y pese a la pandemia de COVID-19, el equipo ha conseguido reunir 27 casos de sarcomas infantiles tipo “Ewing Like”. Se trata de un número muy importante de casos, ya que se trata de enfermedades raras y que ocurren con muy poca frecuencia. No obstante, se incluirán continuará incluyendo nuevos casos en este estudio, así que el número irá creciendo durante los próximos meses. De hecho, esta colección constituye una de las más numerosas en este tipo de tumores.

Los investigadores están realizando el estudio de las muestras recopiladas hasta el momento. La intención es analizar los elementos del andamiaje del tejido, componentes del sistema inmunitario y las células tumorales. También se está analizando el daño en el ADN con técnicas de alta resolución que hasta ahora nunca se habían utilizado en tumores de este tipo.

Además, se está llevando a cabo un profundo análisis molecular de estas muestras, especialmente de su ARN: Si el ADN fuera la biblioteca que contiene todas las instrucciones para el aspecto y comportamiento de las células, el ARN sería los volúmenes específicos, las instrucciones que extrae la célula para realizar una función en concreto. Dependiendo de qué ARNs esté utilizando la célula podemos conocer su comportamiento, y utilizar este conocimiento para mejorar los diagnósticos o incluso desarrollar terapias específicas.Por el momento los resultados preliminares señalan que una mayor cantidad de una proteína llamada vitronectina, que forma parte del entorno normal de las células, podría contribuir a que las células tumorales adquieran potencial de generar metástasis. En palabras de la Dra. Rosa Noguera, funcionaría como “mantequilla en un tobogán”. Estos resultados están actualmente pendientes de publicación en revistas científicas, algo que se espera que ocurra a lo largo de los próximos meses.

Invierte en vida

Házte socio

En la investigación nos va la vida porque solo gracias a ella conseguiremos ganar la batalla al cáncer. Y solo lo lograremos con personas como tú a nuestro lado.

Invertir en investigación es invertir en vida.