Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. De acuerdo | Más información
CRIS Fundación de investigación para vencer el cáncer.

Cáncer infantil

La expresión “cáncer infantil” se refiere a todos los tipos de cáncer que afectan a los niños en edad pediátrica. El cáncer es una enfermedad infrecuente en niños y adolescentes, pero aún así es la segunda causa de muerte infantil después de los accidentes. Los más frecuentes son las leucemias, seguidos de los tumores del sistema nervioso, linfomas, tumores óseos y sarcomas.

  • Leucemia: la leucemia representa casi un tercio de todos los cánceres pediátricos en Europa, América y Asia Oriental. El subtipo más frecuente en los niños es la leucemia linfoblástica aguda.
  • Tumores del sistema nervioso central: constituyen el segundo tipo más frecuente de cáncer infantil en los países desarrollados. En países en vías de desarrollo la detección de estos tumores es mucho más baja, debido parcialmente a la falta de técnicas avanzadas de diagnóstico.
  • Linfomas: es el tercer tipo más frecuente de cáncer infantil en los países desarrollados, siendo también padecidos por algunos niños de África y Oceanía.
  • Retinoblastoma: el cáncer del tejido nervioso del ojo, la retina, es hereditario en aproximadamente la mitad de los casos. Es más frecuente en el primer año de vida, siendo extremadamente inusual en niños a partir de diez años. En Europa, Norteamérica y Australia hasta un 4% de los tumores son infantiles son retinoblastomas.
  • Cáncer de riñón: el tipo más frecuente de cáncer de riñón en la infancia es el tumor de Wilms, que representa más del 90% de todos los casos, siempre en niños menores de cinco años. En la población europea, australiana y americana de raza caucásica, el tumor de Wilms representa el 6% de todos los cánceres diagnosticados en niños. En cambio, en la población negra de Norteamérica y en África, su proporción se sitúa en torno al diez por ciento.
  • Tumores óseos: destaca el osteosarcoma, que representa el 50%, el condrosarcoma y el sarcoma de Ewing (35%). Representan en global aproximadamente el 3-5 % de los cánceres pediátricos.
  • Sarcomas de tejidos blandos: el rabdomisarcoma es un cáncer que se forma en las células que normalmente desarrollan los músculos estriados del cuerpo. El sarcoma de tejidos blandos es característico de la infancia. El sarcoma de Kaposi es causado por el virus de del herpes. Desde principios de los años ochenta, se ha incrementado dramáticamente la incidencia de una forma virulenta en los países africanos afectados por la epidemia del SIDA. El sarcoma de Kaposi puede representar la mitad de los cánceres infantiles de estos países, sin embargo es extremadamente infrecuente en otros países.