Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. De acuerdo | Más información
CRIS Fundación de investigación para vencer el cáncer.

Cáncer del sistema endocrino

Cáncer de Paratiroides

Las cuatro glándulas paratiroides están localizadas en la base del cuello y su función es controlar los niveles de calcio en el cuerpo. Para ello producen la hormona paratiroidea (HPT). La HPT ayuda al cuerpo a utilizar y almacenar calcio para mantener normales los niveles en sangre.

Una glándula paratiroidea se puede volver hiperactiva y elaborar demasiada HPT, que causa afección que se denomina hiperparatiroidismo. El hiperparatiroidismo se puede presentar cuando un tumor benigno (adenoma), se forma en las glándulas paratiroideas, hace que crezca y se vuelva hiperactiva.

En raras ocasiones el hiperparatiroidismo puede ser causado por un cáncer de la paratiroides.

 

Cáncer de Tiroides.

La glándula tiroidea está situada en la base de la garganta, cerca de la tráquea. Tiene forma de mariposa, con un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo. El istmo, un trozo delgado de tejido, conecta los dos lóbulos. Las hormonas tiroideas controlan la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, el metabolismo y la cantidad de calcio en sangre.

Se distinguen cuatro tipos de cáncer de tiroides:

  • Cáncer de tiroides papilar: se origina en las células foliculares de la tiroidea y crece en forma parecida a pequeños dedos. Su progresión es lenta, más común en las mujeres que en los hombres. Es el tipo más frecuente.
  • Cáncer medular de tiroides: se desarrolla en las células C de la tiroides. Las células C elaboran una hormona que ayuda a mantener una concentración saludable de calcio en sangre.
  • Cáncer de tiroides anaplásico: infrecuente y de rápido crecimiento, las células malignas tienen un aspecto muy diferente a las células normales.
  • Cáncer folicular de tiroides: debe ser considerado una variante del cáncer medular de tiroides.